BENEDICTO XVI ANTE UN DESAFÍO HISTÓRICO: MEDJUGORJE

La Reina de la Paz, los videntes, los peregrinos, el Obispo, una Comisión y cuatro posibles escenarios.

Compartir  


Nunca tal vez en la Iglesia católica un asunto relacionado con apariciones marianas había causado una controversia tan larga y ardua. Desde el 24 de junio 1981, por casi 31 años, la Virgen se aparece a seis videntes; diariamente a tres de ellos, de forma más esporádica a los otros tres. Esto es también lo que hace único el caso:


Si las apariciones fueran aprobadas por la Iglesia, Medjugorje sería probablemente la aparición mariana más prolífica en la historia.

Más allá de los fenómenos en sí mismos, el caso se complica por una histórica batalla entre la diócesis de Mostar y los franciscanos responsables de la parroquia Santiago Apóstol de Medjugorje, partidarios los últimos de la veracidad de las apariciones y acompañantes fraternos de los peregrinos que visitan a diario la aldea de Medjugorje. Y es que a pesar del dictamen determinando la no constancia de lo sobrenatural, emitido por los dos sucesivos obispos de Mostar, quienes tenían autoridad exclusiva para juzgar la autenticidad de las apariciones, la devoción a Nuestra Señora de Medjugorje ha continuado conquistando a millones de personas, más allá de las fronteras de Bosnia-Herzegovina.


No es de extrañar entonces que el Santo Padre Benedicto XVI se haya comprometido a pontificar, para aclarar el asunto y decidir sobre la realidad de las apariciones de Medjugorje, estableciendo una comisión para arrojar luz sobre el tema. La Comisión, presidida por el cardenal Ruini, quien trabajó durante dos años en la discreción, se espera que informe a finales de 2012.


A fines de Mayo, el periodista croata Zarko Ivkovic - autor de varios libros sobre Medjugorje - señaló cuatro escenarios posibles en la decisión que recomendará la citada Comisión al Papa:

  1. En primer lugar, el status quo se mantiene, y Medjugorje siempre estará bajo la jurisdicción del obispo de Mostar, Mons. Peric, quien sostiene que nunca han existido apariciones de la Santísima Virgen María en la parroquia. Pero puesto que millones de peregrinos vienen a Medjugorje, esta opción obligará al obispo a asumir la realidad de esas peregrinaciones dando a la aldea el título de "lugar de oración", debiendo asimismo establecer normas.
  2. En la segunda opción, el Papa nombrará a sus propios representantes en Medjugorje, que a su vez serán autoridad de la parroquia (seguramente considerando a franciscanos que cuenten con el visado de la Santa sede). En este caso, se deberá dictar desde el Vaticano un estatus oficial que determina las reglas a los peregrinos, a la parroquia e involucrados del lugar. Así el Obispo de Mostar ya no tendría jurisdicción sobre Medjugorje.
  3. La tercera opción considerada como improbable sería dividir la actual diócesis en dos para dejar a Medjugorje fuera de la jurisdicción del obispo de Mostar y evitar así su negativa a reconocer las apariciones como verídicas.
  4. La cuarta y también considerada improbable opción apoyaría la tesis alentada desde Mostar definiendo como un fraude las apariciones e indicando la prohibición a los fieles de peregrinar al lugar.

...Si recién te enteras de este acontecimiento de impacto global o si tienes alguna duda al respecto, te proponemos que hagas oración en honor de la Santísima Virgen rezando un Rosario por aquellas necesidades que ella considere más urgentes.

 

¡ AMADA SEA POR SIEMPRE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, REINA DE LA PAZ!