EVA: "YO NO CREÍA EN DIOS"

 

Compartir

 

¡Hola! Me llamo Eva y tengo 38 años, soy española.
El pasado 29 de Enero del 2009 fui a Medjugorje y allí me cambió vida..

Os cuento:

Desde siempre fui la oveja negra de la familia, aunque mi infancia fue feliz y mis padres me querían mucho, siempre terminaba metiéndome en problemas. Lo tenía todo, pero yo lo quería saber todo acerca de lo prohibido, y así es como me metí en las drogas.
El cómo comencé a tomarlas, ahora carece de toda importancia, solo os diré que pasé más de 10 años consumiendo porros a diario, y que ocasionalmente también consumía cocaína. Así estaba cuando llegué a Medjugorje. Yo no creía en Dios y hacía años que no iba a misa ni me confesaba. Yo no era feliz con la vida que llevaba y no sabía qué hacer.


Oí hablar de Medjugorje a un amigo y allá me fui buscando un milagro pero sin ninguna convicción; yo pensaba: si no me cambia la Virgen a mi ya no me cambia nadie.
La primera noche que llegué a Medjugorje, Jordi que ya había estado antes allí me sugirió que subiéramos a ver a la Gospa al Podbrdo.

Era de noche y allí nos fuimos cuatro del grupo a conocer a la famosa Gospa.
En cuanto la tuve enfrente me quedé mirándola y no podía moverme, sentía como ella me decía “Hija mía si tú quieres puedes dejarlo, y yo te ayudo pero no hagas trampas”. Ya os he dicho que yo iba sin ninguna convicción, así que por si no me gustaba Medjugorje o lo que fuera, ¡¡¡llevaba mis drogas en el bolsillo!!!
En ese momento le dije a Jordi,-oye, la Gospa me está hablando y me dice que le deje las drogas. Jordi no se extrañó lo más mínimo, me miró y me dijo –Haz lo que te pide la Gospa. Y así lo hice, saqué de mi bolsillo las drogas y las dejé a sus pies.


Al bajar del monte yo estaba eufórica, pero seguía teniendo dudas y le dije a Jordi -¿y si mañana al volver aquí me encuentro de nuevo las drogas? Y él me dijo - No estarán, la Gospa se ocupa de eso.
Y efectivamente, al día siguiente no estaban, y no han vuelto a estar en mi vida nunca más...

Ahora soy feliz, tengo una vida apacible, voy a misa casi cada día e incluso he cambiado tanto que en breve parto hacia la India para hacer un voluntariado ¡¡¡ Cosas de la Gospa!!!

Nota del administrador: El Movimiento en Chile María Reina de la Paz agradece a Eva su amor y fidelidad al compartirnos este testimonio. Asimismo a María de los Angeles y Andrés que mediaron para ello.