"DESEO CONDUCIRLOS A LA LIBERTAD PROMETIDA POR MI HIJO"

 

 

El segundo día de cada mes, Mirjana Dragicevic, una de las videntes de la Virgen en Medjugorje, recibe una visita de la Reina de la Paz.

También un mensaje que a continuación reproducimos...

Compartir

“Queridos hijos, de nuevo los invito maternalmente a amar. Oran, sin cesar, por el don del amor; a amar a su Padre Celestial sobre todas las cosas. Cuando lo aman a Él, se amen ustedes mismos y a su prójimo. Eso no se puede separar. El Padre Celestial está en cada persona, ama a cada uno y llama a cada uno por su propio nombre. Hijos míos, por eso, a través de la oración, escuchad la voluntad del Padre Celestial, hablan con Él, establezcan una relación personal con el Padre, que hará aún más profunda la relación con ustedes mismos, la comunidad de mis hijos, mis apóstoles. Como Madre deseo, que por medio de la oración hacia el Padre Celestial, se pongan por encima de las vanidades terrenales que son estériles, y que ayuden a los demás, para que poco a poco conozcan y se acerques al Padre Celestial. Hijos míos, oren, oren, oren por el don del amor, porque el amor es Mi Hijo. Oren por sus pastores, para que tengan siempre amor por ustedes, como Mi Hijo lo ha tenido y lo ha demostrado dando Su Vida por la salvación. ¡Les doy las gracias!”

(Mensaje del 2 de Noviembre de 2013)